Menu Principal

Blog

La retroalimentacin efectiva
Fecha Publicación: 2018-08-22
Competencia: Comunicacin eficaz
Autor: Kreas Talento

La retroalimentación juega un papel fundamental en el proceso de la comunicación, pues constituye el cierre del mismo. Cuando ésta no ocurre, no tenemos garantía de que se haya logrado la comunicación o no podemos dar cuenta de la calidad de nuestra comunicación. El poder observar la reacción del receptor al mensaje de la fuente, constituye un factor fundamental para evaluar si el propósito u objetivo de la comunicación fue alcanzado o no, así como el grado en que ésta se logró.
 
En el ámbito laboral, la retroalimentación pasa de tener un rol cotidiano a un rol crítico, ya que su adecuada utilización puede incidir de manera muy positiva en la relación que tenemos con las personas con las que nos relacionamos. En el dominio más específico de nuestra gestión como supervisores de equipos de trabajo, la retroalimentación juega un papel aún más determinante y pasa a convertirse quizás en uno de los indicadores más importantes de la comunicación eficaz. Su ejecución oportuna determinará en gran medida, no sólo la calidad de la relación que tenemos con los individuos de nuestro equipo y con el equipo como un todo, sino que además incidirá en el desempeño laboral de cada uno con el objeto de mejorar sus competencias. 
 
Contrario a lo que muchos piensan, la retroalimentación no está restringida sólo a corregir los errores u omisiones que cometan los individuos, proceso al que llamamos retroalimentación o feedback de desarrollo; también es necesaria para que las personas caigan en cuenta de sus aciertos y logros, o lo que llamamos retroalimentación o feedback de reconocimiento, que no es más que una forma de estimularlo para que continúe haciendo las cosas cada vez mejor. Es una forma de aumentar su motivación intrínseca para aprender y/o trabajar con mayor eficiencia. Los dos tipos de retroalimentación, bien sea de desarrollo o de reconocimiento son indispensables para el buen desempeño de nuestro equipo.
 
La capacidad para facilitar conversaciones de retroalimentación es fundamental para el éxito de cualquier intervención como supervisor, y es una de las funciones más importantes que debe desempeñar como desarrollador del talento de los otros. El construir con éxito conversaciones de feedback requiere que se tengan en cuenta varios aspectos importantes como los comportamientos observables en el otro, una adecuada emocionalidad, un diseño previo de esta conversación y algunas condiciones externas como el lugar y el momento adecuado.
Tal vez el mayor obstáculo que tiene la retroalimentación es la reacción defensiva que se produce en nosotros o en los otros cuando hacemos una retroalimentación o cuando nos la hacen a nosotros. La presencia de emociones adversas y la falta de diseño en estas conversaciones, muchas veces hace que desistamos de entrar en el proceso, por miedo a lo que pueda ocurrir, a lo que nos puedan decir o las reacciones que se desencadenen.
 
A continuación te mencionamos algunas acciones que pueden contribuir a contrarrestar estas reacciones adversas:
1. Estimular al colaborador siempre a dar su opinión sobre lo que le estamos entregando como juicio.
2. Hablar de hechos y cifras, para ellos es recomendable registrarlas previamente. 
3. Mantener la calma, la paciencia y la firmeza.
4. Aceptar los argumentos del interlocutor, pero siempre mostrando los aspectos de la situación que él no ha podido observar.
5. Permitir a la persona expresar lo que siente. Ayudarla a expresarse acerca de las razones de lo que piensa.
 
A manera de conclusión podemos mencionar que la retroalimentación es una potente herramienta de relación interpersonal y de supervisión de personas y equipos. Su aplicación oportuna, estructurada y adecuada, puede aportar un beneficio medible y observable tanto a las organizaciones como a las personas implicadas en el proceso. Del mismo modo es un paso necesario hacia el desarrollo y el cambio, tanto de personas como de organizaciones.